Historia

Historia

El Gordo se fundó con gentes procedentes de la puebla de naciados, habiéndose realizado su primer enterramiento en 1604 según consta en los archivos de la Parroquia.
Como consecuencia de la improductividad de la tierra los habitantes de la puebla abandonan ésta y se asientan en El Gordo.
Unos dicen que el nombre del pueblo viene por aplicación del apellido "gordo" de origen abulense y otros afirman que el nombre viene por la existencia en la antigüedad de la primera posada en la que el propietario era un hombre de constitución obesa.
Sus habitantes, en una gran proporción eran descencientes de mozárabes (la gente mas antigua y númerosa), moriscos, serranos, castellanos, torenses y gallegos, es decir, un típico producto de la población leonesa.
Esta población perteneció al conde de miranda y la principal ocupación de sus habitantes eran la herrería y el comercio.
Algunas fechas claves en la historia de el gordo:
En el año 1425 el rey de castilla II, cede a D. Pedro de Zúñiga la cuidad de plasencia con sus nexos: la puebla de enaciados y sus aldeas (Berrocalejo, El Gordo y Valdeverdeja)
En 1530 D. Gutiérrez de Cárdenas, contador mayor de los Reyes Católicos funda el mayorazgo al que pertenecen los tres pueblos anteriores.
Las tropas francesas del mariscal soult ocupan El Gordo cometiendo toda clase de tropelías y profanando la iglesia, en el año 1809.
En 1833, como consecuencia de la última división administrativa del pueblo, deja de pertenecer a Ávila para integrarse en la provincia de Cáceres.
Más adelante en 1872, se contruyó La Torre del Reloj del ayuntamiento, por acuerdo de la Santa Sede con el gobierno español, del concordato de 27 de agosto de 1953, ratificado el 20 de mayo de 1958 deja de pertenecer al Obispado de Ávila para pasar al de plasencia.
En 1964 el pantano de Valdecañas inunda 3.750 hectáreas del término municipal; marchando a Madrid, Sabadell, Valencia, Alicante, nuevos pueblos de Tiétar y Navalmoral, sobre todo, 42 familias numerosas.
Se inicia, en 1979, el suministro de agua corriente, con la conexión en los primeros domicilio, así como la red de alcantarillado.
Así, la localidad de El Gordo está evolucionando poco a poco con el paso de los años.